Dulce sonido metálico

Caja de Música Kalliope produce encanto entre los visitantes del Archivo de Música

imagen imagen_portada.jpg

La dulzura de la melodía y los detalles en su diseño hacen de la Caja de Música Kalliope un objeto especial.

20/03/2017

Fuente: Biblioteca Nacional

Por Susana Navarro

Una de las piezas más hermosas que posee el Archivo de Música de la Biblioteca Nacional es la Caja de Música Kalliope, de fabricación alemana. Fue construida a principios del siglo XX, con madera de frutal, una base de metal, un motor pequeño que permite la duración de la melodía unos minutos, y remaches que forman parte del cilindro que genera que las láminas del cepillo se levanten y se suelten para producir el sonido.

El mecanismo se acciona con una manivela que hace girar un disco de metal, mientras las púas del cilindro se encajan en los orificios que éste posee. Los modelos más antiguos son los que funcionan de esta manera, ya que, posteriormente, los discos de metal fueron remplazados por un cilindro que no necesitaba la manivela para funcionar. Su delicado sonido lo hacía un regalo perfecto para las mujeres de la época que disfrutaban de escuchar el suave sonido metálico que reproducía obras de 41 notas y de no más de un minuto.

Las cajas musicales, originalmente, eran producidas por artesanos relojeros. Había de todos los tamaños, desde pequeñas que eran de bolsillo, hasta tamaños que podían ocupar un espacio considerable en los hogares. Al ser de construcción de artesanos del mundo de la relojería, la mayor cantidad de producciones se centró en Suiza.

Esta bella Caja Musical Kalliope fue adquirida por el Archivo de Música durante el año 2016 en perfectas condiciones de funcionamiento, y cuenta con un repertorio de 20 discos de metal, con melodías como boleros y sonatas, haciendo de su reproducción una inolvidable experiencia de oír un sonido grato y sutil.

Recursos adicionales

Materias: Música
Palabras clave: Archivo de Música